Trucos para hacer la fiesta de tu hijo ¡emocionante y económica!

Atrás quedaron los días en que un sándwich, un tazón de jalea y un jugo eran suficientes para una alegre fiesta de niños. La exposición a medios sociales y la presión de los compañeros han aumentado la apuesta.

Algunos padres confiesan gastar grandes cantidades de dinero en la fiesta de cumpleaños de sus hijos pues la presión viene de los niños cada vez más.

Las fiestas más costosas incluyen un animador de tres horas, comidas y bebidas  extrañas, el alquiler de un salón especial y bolsas de fiesta para todos ¡un dineral!

Pero, no te preocupes que acá te dejamos maneras simples de parar tu fiesta emocionante y divertida sin gastar mucho dinero.

Invitaciones: usa invitaciones de correo electrónico o descarga de forma gratuita algunos formatos que simplemente debes llenar. Entrégalos a la salida de las escuela de tu hijo a los chicos de su clase y anota siempre el número de personas que pueden ir.

Lugar de encuentro: Si no puedes hacer la fiesta en casa, o no tienen suficiente espacio, a veces se puede hacer la celebración en un parque local o zona de juegos al aire libre con un picnic y juegos.

Si hay un centro de juegos o una cafetería para niños cerca de casa, puedes hacer un trato. Investiga ofertas para fiestas infantiles en sitios de éste tipo.

Entretenimiento: Los animadores profesionales de los niños son caros. A veces puedes hacer  las cosas por ti mismo. Solo necesitas aprender trucos de magia, chistes para niños y listo. Clic aquí para ver más.

Alternativamente, siempre se pueden organizar juegos tradicionales como el alfiler de la cola en el burro y las sillas musicales.

 

 

Abastecimiento: Los jóvenes típicamente no comen mucho, así que no es necesario gastar tanto dinero en ello. Sandwiches, patatas fritas y helado debería ser suficiente. O pedir a la familia y amigos llevar un plato y hornear tu propio pastel.

Pedir prestado un mantel y decoraciones puede ser una opción para la decoración, además recuerda que los globos son siempre populares, especialmente si se personalizan con brillo.

Bolsas de fiesta: Estos son un verdadero hueso de discordia y pensar en qué poner en ellos puede ser estresante. Incluso si compras un montón de juguetes de plástico puede resultar sumamente costoso.  Una idea es comprar un juego de libros y dejar que los niños escojan uno para llevar. Un libro durará mucho más que un juguete que se romperá a la hora de acostarse. De igual manera puedes decorar bolsas de papel marrón y comprar semillas, multipacks de dulces y pegatinas para llenar y una rebanada de pastel. O llenar un frasco con dulces y atar una cinta alrededor de él. Será una bolsa que los niños amarán.

Hay un montón de ideas en Internet sobre cómo hacer una gran fiesta en el plan barato. Los sitios web de las madres tienen salas de chat donde puedes pedir consejos a otros. También echa un vistazo al enlace que te hemos dejado previamente y verás que la fiesta sale a todo su esplendor.