Pasos esenciales para escribir un cuento para niños

Varios portales de Internet están llenos de cuentos e historias para niños que son gratas sorpresas para los lectores. El Sitio web Oficial de cuentos infantiles en México tiene contenido clásico, innovador, tradicional y de todo tipo que nos permite elegir una buena historia para los pequeños en casa.

Sin embargo, siempre es grato poder crear más contenido para niños porque la literatura infantil nunca está de sobra. Muchas personas, como tú, tienen el talento para escribir historias y justamente en éste día, te daremos los pasos esenciales para escribir un cuento para niños.

Por supuesto, los buenos libros están hechos con mucho más que estos pasos, sin embargo son un buen punto de partida para aquellos que quieran empezar y no saben por dónde hacerlo:

1 – Elige un tema atractivo

¿Qué hace que un niño quiera leer una historia? El sentirse atraídos por el título en la portada, los primeros capítulos  y las ilustraciones. Y, para ser atractivo, el libro debe tener una historia que los niños quieran leer. Recuerda tu infancia y las historias que te atraían. Los tiempos cambian, la tecnología avanza, pero algunos temas son eternos.

2 – Introduce un gancho.

Los ganchos son elementos que sujetan al lector y que hacen que deseen seguir leyendo. Es esencial, por tanto, que el gancho se encuentre en los primeros párrafos con el fin de evitar que el lector de renuncie a seguir la lectura.

3 – Estructura de la historia.

Los libros para niños por lo general no tienen estructuras muy complicadas debido a su extensión. Pero eso no significa que no tengan una estructura. Una estructura básica que funciona muy bien es: la situación inicial, desarrollo, clímax y desenlace.

4 – Mostrar un cambio en el protagonista.

Como en el caso de adultos, el carácter de la historia infantil debe someterse a algún tipo de transformación, causado por hechos ocurridos a lo largo de la narración y por sus reacciones a estos hechos. El libro debe terminar con el protagonista diferente de cómo empezó.

5 – Seleccionar un narrador.

Elige si los que narran la historia serán algunos de los personajes o un narrador en tercera persona. El narrador en primera persona genera una mayor complicidad con el lector, sobre todo si es el protagonista, lo que dará una visión desde dentro de la situación. Pero hay historias que requieren una narración omnisciente, distanciada, entonces la solución es recurrir a narrador en tercera persona.

6 – Restringir el espacio y el tiempo.

Los cuentos para niños a menudo tienen lugar en un espacio y un tiempo limitado. Los escenarios son pocos y deben ser bien elegidos. Y el período de tiempo durante el cual la narración de los acontecimientos sucede, a menudo no sucede muy extensa- aumentará a medida que las historias empiezan a estar dirigidas a un público de más edad.

7 – Evitar largas descripciones.

Los niños quieren acción, por eso debes evitas las largas descripciones. Eso no significa que debes describir escenarios y personajes para que el lector sea capaz de identificarlos y simpatizar con ellos, pero deja espacio para la imaginación de los pequeños.

8 – No subestimes al niño.

El mayor desafío es no menospreciar al niño, ellos son personas muy inteligentes que se hacen cuestionamientos Debes crear una historia que vaya acorde con lo que ellos necesitan y quieren. Uno los encantos de la escritura para los niños es que todavía no tienen muchos lazos, ni tantas limitaciones que hemos acumulado durante los años, ellos tienen mayor ganas de soñar.