El día de Muertos en México ¿qué significado tiene?

En México, el Día de los Muertos es una celebración de origen indígena, en honor a los muertos y que se celebra el 2 de noviembre.

Ésta se inicia el 31 de de octubre que coincide con las tradiciones católicas del Día de Todos los Santo. Además de México, se celebra también en otros países de América Central y partes de los Estados Unidos , donde la población mexicana es grande. Hay que resaltar que la UNESCO lo declaró como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

La celebración mexicana es anterior a la llegada de los españoles. Hay informes de que los aztecas, mayas, purépechas, náhuatl y totonacas practicaban este culto.

En la era prehispánica era común la práctica de conservar los cráneos como trofeos, y mostrarlos durante los rituales que celebraban la muerte y el renacimiento.

El festival que se convirtió en el Día de muertos se celebra en el noveno mes del calendario solar azteca, hacia principios de agosto, y se celebra por un mes completo. Las festividades eran presididas por la diosa Mictecacíhuatl, conocida como la “Dama de la Muerte” en la actualidad en relación con La Catrina , personaje de José Guadalupe Posada y que da vida a una de las tradiciones más representativas de la fecha: las calaveritas literarias. Haz clic aquí para ir a la referencia.

Es una de las fiestas mexicanas más animadas, pues, según dicen, los muertos vienen a visitar a sus parientes que aún están sobre la tierra.

Ella es festejada con comida, pasteles, fiesta, música y dulces preferidos de los ahora difuntos, Las calaveritas de azúcar son típicas también. Según la creencia popular, los días 1 y 2, llamada Días de Muertos , los muertos tienen permiso divino para visitar a familiares y amigos. Por eso, las personas adornan sus casas con flores, velas e inciensos, y preparan las comidas preferidas de los que ya partieron. La gente hacen máscaras de calavera, visten ropa con esqueletos pintados o se disfrazan de muerte.

Es una de las tradiciones más importantes a nivel mundial que ha sabido conservar su pureza al paso de los siglos. Tiene elementos del sincretismo cultural pero aún así la fusión se mantuvo casi inmutable.

Actualmente las personas siguen montando sus altares a los muertos de una manera que recuerda a los que eran colocados en siglos pasados, pocos han dejado que ésta tradición muera, puesto que en centros educativos, se sigue fomentando éste tipo de actividad para que los pequeños se involucren en la cultura.

Si bien es cierto que México es mucho más que el día de muertos, es una de las festividades más llenas de color y tradición que merece la pena conocer, vivir y gozar. Si eres extranjero recomendamos visitar México en las fechas en la que la representación del día de muertos está latente para que puedas conocer más de ésta parte tan importante de los mexicanos.