¿Cómo enseñar Física a tus hijos?

La ciencia para niños, sin duda, comienza en casa. Cuando los niños crecen en hogares amigables con la ciencia, se los alienta a hacer preguntas, pensar críticamente, experimentar, explicar su razonamiento, leer, escribir, crear modelos y ver programas de ciencias en la televisión.

Pero, ¿cuáles son las mejores actividades y recursos? ¿Y qué hay de la escuela?¿Qué sugieren los estudios sobre las mejores y peores formas de enseñar ciencias en el aula? La teoría del todo puede ser fácilmente explicada a un pequeño si sabemos exactamente cómo hacerlo.

Quizás el descubrimiento más importante es que los niños se benefician de lecciones explícitas sobre el pensamiento crítico. Los estudios sugieren que los estudiantes se convierten en mejores solucionadores de problemas, e incluso aumentan su coeficiente de inteligencia, cuando se les enseñan los principios de la lógica, la prueba de hipótesis y otros métodos de razonamiento.

Los estudios también sugieren que los niños aprenden más cuando se les exige que expliquen su propio razonamiento.

Mantenerse al día con los últimos descubrimientos

Cuando los niños siguen las últimas noticias, pueden sentirse más conectados personalmente con la ciencia. Las noticias científicas también son una oportunidad para que los niños consideren el proceso de la ciencia: cómo los nuevos datos pueden respaldar o desafiar las viejas ideas.

Consulta blogs de ciencia para niños en la escuela. El estudio independiente no funciona para todos

Algunas escuelas  han adoptado un enfoque de la ciencia para los niños conocido como “investigación independiente”. Con este enfoque, los estudiantes son libres de dirigir sus propios proyectos de investigación. Diseñan y llevan a cabo sus propios estudios.

Esto suena divertido, y podría ser un buen enfoque para un niño que ya tiene una sólida formación en matemáticas y ciencias.

Diferentes sistemas educativos enfrentan diferentes desafíos

Los enfoques de la educación científica varían de un país a otro. ¿Podría algún plan mejorarlos a todos? El investigador finlandés Pasi Reinikainen sostiene que los esfuerzos para mejorar los logros científicos deben tener en cuenta los factores locales.

Por ejemplo, en Inglaterra existe un vínculo entre las pruebas frecuentes y los logros científicos: cuanto más frecuentemente se evalúa a los estudiantes, más pobres se desempeñan en ciencias.

En Hungría, los logros deficientes en ciencias están vinculados con demasiado trabajo grupal (porque solo algunos miembros del grupo participan activamente). En Rusia, un énfasis en la memorización se correlaciona con un menor rendimiento de la ciencia.

 

Los niños pequeños se benefician de sumergirse en la misma materia durante meses, en lugar de saltar de un tema a otro. Y nuevas investigaciones sugieren que este enfoque también ayuda a los estudiantes mayores.

Los  estudiantes cuyos cursos de ciencias de la escuela secundaria habían cubierto al menos un tema principal en profundidad (es decir, durante un mes o más) tenían mejores calificaciones universitarias que sus compañeros que habían aprendido más temas durante el mismo período de tiempo. Los estudiantes cuyos cursos de la escuela secundaria cubrieron todos los temas principales no tuvieron mejores calificaciones universitarias.

Si los padres hacen esto, podemos imaginarnos que los niños podrían creer en los estereotipos. Y eso podría crear una profecía autocumplida de logros más bajos en las ciencias.