Cinco pasos para controlar los gastos de casa que se tienen por tempradas

Pago de créditos, pago de agua, luz y el pago de gas o la inscripción de niños a sus escuelas. Estos gastos tienen el denominador común de ser fijos, es decir, cada mes las familias saben que deben de pagarlo y deben ser desglosados en el presupuesto familiar. Sin embargo, hay otros gastos específicos que también deben ser abordados. Estos son los costos de temporada, es decir, los costos que se producen cada año en ciertos momentos y que debe prevenirse.

Este es el caso de los seguros y la revisión del automóvil, Navidad, vacaciones de verano, la cuenta de la electricidad que generalmente aumenta en invierno, las visitas al médico o la compra del material escolar apropiado para cada ciclo escolar.

La lista puede ser extensa y varían en función de las necesidades específicas o para cada uno de los gastos del hogar. A continuación, debes saber cómo hacer para identificar y planificar los gastos de temporada.

1. Identificar los gastos de temporada

Si eres de los que tiene un presupuesto familiar ya tienes una idea bastante clara de lo que gastas, pero si ésto no es posible de determinar, siempre es importante analizar las facturas de los años anteriores. Para ahorrar este procedimiento de puedes apoyar de mecanismos de contabilidad en línea como la que ofrece miskuentas, en dónde puedes tener un desglose claro de los ingresos y egresos por mes, o año y de ésta manera poder identificar los momentos en los que gastas una mayor cantidad de dinero.

2. Añadir el valor

El siguiente paso es añadir el valor de los gastos de temporada que tuviste el año anterior y lo divides entre 12 meses. El resultado de esta cuenta aritmética debe ser la cantidad que deberías ahorrar cada mes para cubrir estos gastos. Por ejemplo, si el año anterior tenías gastos estacionales en la cantidad de 1.000 pesos,  puedes ahorrar 83,3 pesos al mes, por lo que no será tan duro para pagar estos gastos estacionales.

3. Comienza lentamente

Para muchos hogares ahorrar más de 83 pesos al mes, puede hacer una gran diferencia. Por lo tanto, se puede empezar por el ahorro de una cantidad menor para los gastos de temporada. Comienzan por el ahorro de 25 pesos, y unos meses más tarde, sube a 50 pesos, y continúa de esa manera hasta que llegues al valor que se tendrá que guardar.

4. El ahorro como principio fundamental.

Págate primero, ésta es una regla elemental de las finanzas personales. De acuerdo con este principio, el primer paso que debemos llevar es ahorrar inmediatamente después de recibido el pago.

5. Reducir los costos

Una forma de reducir el impacto de los gastos de temporada en el presupuesto familiar es reducir el gasto en tiempos cuando se identifica que son más críticos. Por ejemplo, se sabe que en septiembre por lo general gastan más dinero las personas en la compra de útiles escolares para sus hijos, este mes puedes evitar gastos innecesarios, con el fin de compensar por lo que vas a pagar más. ¡Claro que se puede economizar!